CAMPAMENTOS ADAPTADOS



Las estancias y campamentos permiten a los participantes aprovechar los beneficios de la terapia asistida por caballos gracias a un equipo profesional multidisciplinar y caballos especialmente entrenados alojados en el Centro.


Se trata de una modalidad terapéutica que utiliza el caballo como herramienta rehabilitadora en pacientes con discapacidad física, psíquica o sensorial. Tras superar unos requisitos previos, los participantes se benefician de sesiones individuales desarrolladas por nuestro equipo terapéutico. 

Durante la estancia el grupo alojado tiene la posibilidad de escoger entre una variada oferta de actividades de ocio adaptadas al perfil de los destinatarios.

Talleres de todo tipo, visitas y excursiones permiten disfrutar de unos días de ocio, acompañados por monitores de tiempo libre con amplia experiencia y escogiendo siempre aquellas que mejor se ajustan al perfil de los destinatarios.

Los destinatarios de las estancias son personas con discapacidad de cualquier edad acompañadas por personal de su centro de origen. 

Las estancias se desarrollan tras acordar la programación de actividades y superar los requisitos de los participantes. Para ello trabajan simultáneamente tres equipos de profesionales:

-Personal del centro de origen: encargado de la atención directa de los usuarios (comidas, aseo, medicación, etc.).

-Equipo terapéutico de la Fundación: se ocupa de las sesiones de terapia ecuestre. Este equipo terapéutico está formado por un fisioterapeuta, un psicopedagogo, un pedagogo, un técnico deportivo en equitación y un auxiliar de terapia.

-Equipo de tiempo libre de la Fundación: coordina la programación y se ocupa de las actividades de ocio complementarias.

Con casi 150 estancias realizadas, muchos han sido los centros que han visitado la residencia de El Caserío desde su apertura en 2004.

Procedentes de distintos puntos de la geografía española e incluso del extranjero, cada grupo contrata su estancia en función de sus necesidades, desde programas de fin de semana a estancias de  vacaciones de una o dos semanas de duración.

Todas las estancias tienen el mismo denominador común: disfrutar de un tiempo de ocio en un entorno diferente, con el aliciente de poder trabajar con los caballos de manera individual en sesiones diseñadas para las necesidades de cada usuario.












No hay comentarios:

Publicar un comentario